Home Random Page


CATEGORIES:

BiologyChemistryConstructionCultureEcologyEconomyElectronicsFinanceGeographyHistoryInformaticsLawMathematicsMechanicsMedicineOtherPedagogyPhilosophyPhysicsPolicyPsychologySociologySportTourism






Habitación de paso pequeña

Las paredes de este pequeño interior las decora la seda original hecha en los años 40 del XIX para Petergof en la manufactura de Sapozhnicov (se conservó en la evacuación).

Los cuadros son: “Retrato de Victoria Corombona” por el pintor italiano de la segunda mitad del siglo XVI Pulzone, “Retrato del anciano” por Tiepolo, paisaje arquitectónico por el maestro anónimo alemán del XVIII, “Las ninfas cerca del manantial” (Alemania XVIII).

Los muebles son típicos para el primer cuarto del siglo XIX. El sofá, las butacas y la mesa son de álamo hechas por el artesano ruso.

 

Sala de huespedes grande (azul)

 

A mediados del XVIII la sala sellamaba el comedor. Las mesas están servidas con la porcelana de la fábrica imperial de San Petersburgo en XIX. Este juego fue producido para este palacio y para 250 personas, copiando las famosas porcelanas de la manufactura de Serves de los años 60 del XVIII que se llamaban “Juego de porcelana con hojas de col”. En nuestra fábrica este juego se producía desde 1848 y hasta 1853 y contaba con 5570 objetos. En uno de los platos se conservaron los nombres de dos pintores que participaron en el trabajo (A.Crasovskiy, E.Maximov). Dirigía los trabajos el pintor F.Crasovskiy. Durante la guerra la gran parte del juego se salvó en Siberia, lo demás fue robado por los nazis y luego fue encontrado en Prusia.

Dos jarrones con las copias de los cuadros “La muchacha en la cofia” por Gricós y “El músico joven” por Luti (los originales están en Ermitage) fueron producidos en el segundo cuarto del XIX en la fábrica imperial de San Petersburgo. Allá mismo se hizo la araña de 86 velas.

Entre los lienzos atrae la atención el retrato de Catalina II que es la copia de la obra de D.Levitskiy, y de María - esposa de Pablo I – por la pintora del siglo XVIII Vigee-Lebrun. Ambos son típicos retratos oficiales de gala. Enriquece la decoración del interior el cuadro “Tancred y Erminia” que se basa en el poema de Tarquato Tasso “Jerusalén liberada”. El lienzo tiene los rasgos típicos para los descípulos de Caravaggio: las figuras de gran tamaño, el colorido sombrío, la luz que ilumina los personajes principales, el estado intranquilo.

Atravesamos sin parada los interiores no restaurados completamente, dirigiéndonos a la

 

Sala de corona

La sala fue decorada en 1769-70 por el proyecto de Felten, el maestro de clasicismo temprano ruso. Dos puertas al lado de la alcoba sirven para comunicarse con el dormitorio de la emperatriz (esto era un elemento típico de la arquitectura palaciega del siglo XVIII). Las camas en Rusia se colocaban siempre por debajo del baldaquín. La decoración de este dormitorio de gala fue terminada en 1771 pero su primer dueño se hizo Pablo I que guardaba aquí la corona imperial mientras la corte estaba en Petergof y comenzó a usarse otro nombre del interior – la sala de corona.



El techo se adorna con el lienzo del pintor anónimo italiano del siglo XVIII “Venus con Adonis”.

Gran valor tiene la seda pintada a acuarelas por los chinos. La seda así se producía en los siglos XVII-XVIII y era muy popular en Europa. La seda se usaba en el palacio en el siglo XVIII, pero al ser deteriorada se quitó y se guardaba en el almacén del palacio. Después de la restauración volvió a utilizarse. El dibujo de la seda es bien original, cuenta de la produccón de la porcelana en las famosas fábricas de porcelana del emperador (â Öçčíäĺ÷ćĺíĺ). Se puede ver todas las etapas de la produccón, el tema no es casual, se explica por el gran interes que tenían los europeos a la milagrosa porcelana.

La cama es típica para las de gala del XVIII, fue producida por los ebanistas alemanes.

El reloj (pared oriental) fue hecho por el maestro inglés Tomás Orc en los años 90 del siglo XVIII. Cada hora toca una de 7 melodías (por la cantidad de los días de la semana).

Otras decoraciones son las cómodas por los artesanos alemanes y 4 jarrones chinos del XVIII. En el centro está la mesa así llamado “el gueridón” adornada con la figura dorada y mosaico de diferentes tipos de mármoles. La butaca es italiana.

 

Despacho de roble

El único interior que se conservó desde la época de Pedro I, decorado con el material predilecto del zar – madera de roble. Los dibujos para los paneles fueron hechos por Pineau que trabajaba en Rusia desde el 1716. El tallado fue realizado por Folé, Rust, Fodré y Taconé con la participación de Mishel. Durante la guerra 6 paneles se perdieron y fueron rehechos. Por la tonalidad de roble se puede distinguir como por etapas se construían los paneles.

Según la moda de la época 4 paneles simbolizan las estaciones del año, 2 en forma alegórica glorifican el poder de Pedro I y su esposa (los esbozos por Pineau se conservan hoy en el museo de las Artes decorativas en París), se ve el hombre rodeado por los instrumentos de la navegación y de la astronomía, vestido como el romano antiguo, su cabeza adorna la corona de laurel, más abajo se lee la frase “La Vertus Supreme ou Pierre Primier Empereur De La Grande Russie” (La mayor virtud de Pedro I el emperador de gran Rusia). Un panel tiene la imagen de Minerva – diosa de la sabiduría, allá distinguimos los símbolos de la escultura, la pintura, la arquitectura, la música y el comercio. Dos paneles nos cuentan sobre la potencia militar y marítima: allá se encuentran las espadas, los cascos, los escudos, el trediente de Neptuno, etc. Es bien curioso el otro panel con diferentes instrumentos musicales y partituras del siglo XVIII.

En el buró entre las ventanas está el reloj hecho por el maestro de Ausburgo Benner. Este tipo de reloj solía acompañar a su dueño durante los viajes y normalmente tenían una sola flecha. En los armarios están expuestos los libros de la biblioteca de Pedro. Al lado de la pared occidental se ve el mueble de ébano y bronce con las decoraciones de lápiz lázuli, jaspe y varios tipos de mármol hechos por los maestros italianos a fines del siglo XVII. Las sillas y las butacas son del primer tercio del XVIII.


Date: 2016-01-03; view: 864


<== previous page | next page ==>
Salón de sofá turco. | Sometimes you should change your life completely to be happy
doclecture.net - lectures - 2014-2020 year. Copyright infringement or personal data (0.002 sec.)