Home Random Page


CATEGORIES:

BiologyChemistryConstructionCultureEcologyEconomyElectronicsFinanceGeographyHistoryInformaticsLawMathematicsMechanicsMedicineOtherPedagogyPhilosophyPhysicsPolicyPsychologySociologySportTourism






Las fórmulas y ritos sociales

Son muchos los ritos que usamos en la vida cotidiana. A veces son más rigurosos que las mismas leyes. Y es necesario conocerlos para no hacer el ridículo y entender bien todo lo que está pasando.

Los ritos nos acompañan en todas nuestras acciones. Invitar a la gente y aceptar las invitaciones, cumplir los deberes y comportarse correctamente en sociedad , requiere unas fórmulas especiales que debemos saber. Y claro que algunas de ellas sorprenden a los extranjeros.

En España, cuando se encuentran dos amigos, casi siempre manifiestan gran alegría al verse. Si son hombres, se abrazan o se dan una palmada. Si son hombre y mujer, o entre mujeres, se dan “un beso”, aunque realmente son dos. De hecho, prácticamente no se besan, sino se rozan las mejillas. Al despedirse, este ritual se repite.

Lo mismo pasa cuando te presentan a alguien. En este caso se suele decir también “encantado/a” o “mucho gusto”. Pero muchas veces basta con un simple “Hola! Qué tal?”, que ayuda a evitar formalidades.

Para felicitar a alguien recurren a un “felicidades” o “feliz cumpleaños (Navidad, Año Nuevo etc)”. Al sentarse a la mesa, dicen “que aproveche” o “buen provecho”. Y, en los funerals, para dar el pésame a los parientes del difunto, “le doy mi más sentido pésame”.

Hay más formas útiles. Cuando alguien estornuda, se dice “Jesús” o “salud”. Evitarlo se considera de mala educación. “Salud” también se dice cuando se da un brindis a la salud de alguien. Y, al brindar, cuando las copas se rozan, imitando el sonido del cristal, dicen “chin-chin”.

En cuanto a expresar sus sentimientos, se puede decir que los españoles son menos reservados que nosotros. Se ríen mucho y no les da vergüenza sentirse felices y mostrarlo. Al hablar, son muy expresivos y, además, gesticulan mucho.

En general, no tienen muchos complejos que tenemos nosotros. Traban amistades más fácilmente y no dudan en ponerse a hablar con personas desconocidas. El uso de “tú” es tan extendido que incluso los estudiantes más jóvenes “tutean” a sus profesores.

Por otro lado, los españoles pueden hacer un poco de pelota. Decirte algo agradable que no corresponde nada a la realidad, es un placer para ellos. Como no tienen costumbre de hablar otros idiomas – práctica ahora más generalizada – se sorprenden al ver que uno puede hablar la suya. Por eso, en España, vas a escuchar a menudo “Qué bien hablas español!”, aunque cometas muchos errores.

Cuando un amigo invita a comer o a cenar a su casa, se puede llevar vino, champán o un pastel, pero no es obligatorio. Sin embargo, cuando se va invitado a casa de personas con las que mantenemos una relación formal, hay que llevar algo: un buen vino, champán o mejor un ramo de flores o una caja de bombones para señora.



 

Cuando alguien explica algo (dolor, un accidente, un problema, una buena noticia etc.), la persona que escucha no puede permanecer callada, tiene que ir diciendo algo: “¡Vaya!”, “!Qué bien!”, etc. Igualmente, cuando alguien nos enseña su casa o su coche,... no se puede estar callado, es necesario elogiar lo que vemos.

 

Cuando enseñamos algo a aguien y nos dicen que es bonito o algo así, no podemos decir que sí, es necesario decir: “¿Si? ¿Te gusta?” o alguna expresión para quitarle importancia.

 


Date: 2015-12-24; view: 1440


<== previous page | next page ==>
Las costumbres españolas | rules of Black metal
doclecture.net - lectures - 2014-2022 year. Copyright infringement or personal data (0.005 sec.)