Home Random Page


CATEGORIES:

BiologyChemistryConstructionCultureEcologyEconomyElectronicsFinanceGeographyHistoryInformaticsLawMathematicsMechanicsMedicineOtherPedagogyPhilosophyPhysicsPolicyPsychologySociologySportTourism






Los medicamentos de origen biotecnológico, el futuro comienza ahora

La insulina humana fue el primer medicamento de origen biotecnológico desarrollado, obtenida a partir de las técnicas diseñadas con DNA recombinante empleando E. coli. Este gran avance abrió la puerta para el desarrollo de un gran número de nuevos fármacos que parece pueden ser capaces de controlar enfermedades que hasta ahora eran incurables. En especial, la evolución de conocimientos adquiridos sobre las bases moleculares del cáncer ha llevado a generar medicamentos con la capacidad de actuar sobre receptores específicos de factores de crecimiento involucrados, o en vías de regulación de la actividad intracelular o sobre defectos en la reparación del DNA, en la apoptosis e incluso en la angiogénesis tumoral. Las herramientas primarias para la inhibición de estos objetivos son los anticuerpos monoclonales (con el sufijo MAB de Monoclonal Anti Bodies) que pueden atacar receptores de superficie o logran ingresar a la célula por tratarse de moléculas pequeñas que modifican la actividad de enzimas críticas (sufijo NIB).

Los anticuerpos monoclonales son inmunoglobulinas diseñadas para actuar sobre blancos terapéuticos definidos, con el fin de detener un proceso patogénico específico, o estimular una acción celular o incluso desviar un mecanismo celular hacia otra vía. La producción se fundamenta en el desarrollo de linfocitos B inmortales que son modificados por biotecnología para generar una inmunoglobulina (Ig), que según su nivel de pureza, podrá ser: murina (derivada de roedores, en la denominación una “o” precede al sufijo “mab” como en ibritumomab); quimérica en que toda la Ig es humana, excepto la región variable que es murina (“xi” precede el mab, como en el rituximab); humanizada, cuando toda la Ig es humana, con excepción de la región complementaria variable que es murina (“zu” precede el mab, como en natalizumab); finalmente, puede ser completamente humana (“u” antecede el mab, como en adalimumab).

Los anticuerpos monoclonales antagonizan la función de receptores de la superficie celular y reclutan células inmunitarias sin complemento al complejo antígeno – anticuerpo con lo que logran la destrucción de células tumorales. Pueden ser elaborados para que transporten toxinas o radionúclidos a las células de interés con lo que aumentan los efectos citotóxicos. Generalmente son específicos para un solo receptor, tienen una vida media de eliminación (t1/2) prolongada y se pueden administrar intermitentemente. Las moléculas pequeñas pueden atacar los mismos objetivos y vías que los anticuerpos monoclonales, pero pueden además penetrar las células y actuar sobre una o múltiples funciones enzimáticas, tienden a ser sustratos del sistema microsomal hepático y poseen vidas medias de eliminación de 12 a 24 horas, por lo que se deben administrar a diario. Actualmente se encuentra un gran número de medicamentos de origen biotecnológico disponibles en un mercado que sigue creciendo. Se han clasificado según algunas de sus características farmacodinámicas



TEXTO 9


Date: 2015-12-11; view: 1125


<== previous page | next page ==>
Tratamiento Preventivo | Descubrimiento de fármacos
doclecture.net - lectures - 2014-2024 year. Copyright infringement or personal data (0.005 sec.)