Home Random Page


CATEGORIES:

BiologyChemistryConstructionCultureEcologyEconomyElectronicsFinanceGeographyHistoryInformaticsLawMathematicsMechanicsMedicineOtherPedagogyPhilosophyPhysicsPolicyPsychologySociologySportTourism






Una senpai con un colmillo

Hay una chica en el Club de Biología con trenzas a la que le encantan los ratones. He caminado con ella hasta la biblioteca. ¡He caminado yo sola! Iba muy lenta… pero ella ha disminuido su ritmo para poder ir a mi paso. Tiene cuarenta y cuatro ratones en casa. Me contó lo que le pasó con su primer ratón.

“Se llamaba Nana. Era chica. Murió de cáncer de mama. Un ratón se parece a un humano cuando se pone enfermo, y después muere. Es muy triste ver a un animal morir.”

No sé nada sobre ella. Podría preguntar a sus compañeros o a los profesores, pero no es lo que pretendo porque quiero saber más acerca de ella a través de sus historias.

He podido hablar con ella otra vez.

La gente la llama Sa-chan.

Su familia está formada por su padre, su madre, su hermana pequeña y los cuarenta y cuatro ratones. En su jardín hay un cementerio para los ratones y ella pone hierba en sus tumbas.

En francés, el “no me olvides” se traduce como ratón. Sa-chan me dijo que es porque la planta se parece a un ratón.

“Yo (usa “Boku” (3) cuando habla aunque es una chica) creo que cuando alguien muere, muere en mi lugar. Tú (Aya) tienes mal las piernas. Por eso creo que yo necesito vivir mi vida al máximo por ti.”

“Creo que la gente tiene poderes especiales (yo solo asentía y escuchaba). Para las amebas, nosotros somos gente con poderes especiales. Entonces, para una persona ciega, ¿la gente que es capaz de ver también tienen poderes especiales?”

Sa-chan no trabaja mucho. ¡Me encanta! Pero ni Sa-chan ni Aya estarán en Higashikou el año que viene.

En clase de inglés, K-chan se ha puesto a llorar diciendo que se sentía decepcionada. (Ha sacado una nota baja en su examen).

El profesor se ha sincerado y le ha dicho, “¡No llores! Tendrías que haberte esforzado más antes de ponerte a llorar”.

Me ha dado miedo. Pensar que a mí nunca me dirán algo así por muy malas que sean mis notas me ha puesto triste.

Le he contado a Sa-chan mis recuerdos de cuando mi cuerpo se calentaba cuando hacía deporte.

“¡Jugar al pilla-pilla es lo mejor!”.

“En el fútbol o en el baloncesto no es necesario que toques la pelota, todo lo que tienes que hacer es correr.”

Me he sentido un poco avergonzada después de hablar de cosas que ya no puedo hacer.

He visto la película “Lillies of the field” (4) en la televisión.

Creo en Dios. Pensar que Dios probablemente me esté poniendo a prueba con todas estas dificultades me hace sentir mucho mejor. De alguna forma no quiero olvidar esta sensación.

Casi es Año Nuevo. Mucha gente me ha ayudado y ha cuidado de mí este año. Parece que el próximo va a ser difícil… luchando contra mí misma. Eso es porque la Aya del presente no puede admitir que es una discapacitada. No quiero. Me da miedo. ¡Pero no puedo seguir huyendo! Si fuera al colegio para discapacitados…



Me asusta pensar en asistir a un colegio para discapacitados. Puede que sea cierto que sería un buen lugar para una persona discapacitada como yo, pero quiero quedarme en Higashikou.

Quiero estudiar con los demás.

Quiero aprender muchas cosas y convertirme en una persona mejor.

No quiero pensar en mis compañeros de clase dejándome atrás.

Mi madre habla a veces del colegio para discapacitados.

Aya es capaz de hacer cosas sola aunque le lleve mucho tiempo.

Me ha dicho cómo puedo pasar de ser una persona que necesita ayuda a otra que la otorga.

Estoy a punto de tomar una gran decisión y ese momento llegará pronto.

------------------------------------------------------------------

(1) Higashikou es el nombre abreviado del instituto de Aya.

(2) Gama es Vasco de Gama.

(3) Boku es un pronombre personal masculino. Las mujeres, cuando hablan de sí mismas, dicen Watashi o Atashi. Lo de Boku no está bien visto por eso a Aya le sorprende.

(4)”Los lirios de los valles” trata sobre Homer Smith un trabajador itinerante que conoce a cinco monjas sin recursos mientras atraviesa en coche el desierto de Arizona. Tras reparar las goteras del granero de la congregación, Homer descubre que la Madre Superiora no sólo no piensa pagarle por su trabajo, sino que además quiere que construya una capilla, también sin cobrar. Aunque renuente al principio, Homer acaba, no sólo construyendo la capilla, sino reuniendo también los fondos necesarios para sufragarla.

Revolución

Quería que el cambio de colegio fuera una decisión tomada por mí misma.

Me he estado diciendo a mí misma que pondría fin a esto en el tercer trimestre.

(Recuerdo 1)

N-sensei, hasta hoy he confiado en usted y le he respetado. Me disgusta la forma en la que ha puesto fin a esto.

Podría haberme dicho directamente: “Ve a la escuela para discapacitados porque este instituto ya no puede cuidar de ti”, en vez de decirle a mi madre: “Cada vez tarda más tiempo en cambiar de clase”.

Si me lo hubiera dicho directamente, habría sido mucho más fácil para mí tomar la decisión.

¡Deje de mirarme! Es muy irritante.

Me ha dicho… “¿Tu madre no te ha dicho nada todavía?”

¿Por qué tiene que lanzar tantas indirectas? ¡Dígamelo directamente!

Aunque mi vida está llena de dificultades continuas, ¿por qué no ha podido escuchar lo que yo tenía que decir para que hubiera podido abandonar el instituto sintiéndome algo mejor?

Si me hubiera dejado hablar, le habría dicho que pensaba cambiar de colegio a final de curso…

Planeaba ir al colegio para discapacitados desde abril pero…

Quería dejar este instituto con confianza pero ni siquiera puedo hacerlo ahora.

No puedo irme sintiéndome así…

(Recuerdo 2)

He hablado con S-chan.

“En la escuela para discapacitados ya no serás especial, así que no te sentirás tan angustiada como ahora. Pero, si quieres hacer algo rápido, puedes hacerlo, ¿así por qué no le pones algo de esfuerzo?”

He sentido como si un cuchillo me atravesara.

Nuestra amistad es fuerte porque ella es un 99 por ciento de amabilidad y un uno por ciento de severidad, por eso no he llorado.

Mis emociones se adormecen cuando estoy en shock.

S-chan me ha enseñado a pensar.

He renacido.

Aunque soy físicamente discapacitada, creo que mi inteligencia es la misma que la de cualquier persona sana.

Me siento como si me saltara un escalón y me cayera por las escaleras hasta el principio.

Mis amigos y profesores están todos sanos. Esta verdad me pone triste, pero no puedo hacer nada con esa diferencia.

Voy a dejar Higashikou y viviré sola llevando este pesado equipaje llamado discapacidad.

He necesitado al menos un litro de lágrimas para tomar esta decisión y necesitaré más en el futuro.

No quiero llorar más.

Perder hace que me sienta frustrada.

Si te sientes frustrada, ¡haz algo!

No puedo seguir perdiendo.

Mi primera visita al médico después de Año Nuevo.

Me he sentido un poco más aliviada después de hablar con la Doctora Yamamoto.

El entusiasmo ha empezado a agitarse dentro de mí.

Mi madre ha hablado enseguida del cambio de colegio.

Mi doctora ha dicho que hablaría con el consejo escolar.

Me ha dado algo de esperanza, aunque sea tan frágil como una burbuja.

De repente he recordado que estos días he sido algo rebelde.

Has estado delegando demasiado en los demás.

Acabo de darme cuenta.

Has estado aprovechándote de la gente que te rodea.

Por eso tus amigos se han cansado de ti. Darse cuenta ahora es demasiado tarde.

Hemos comido en “Asakuma”, restaurante al que hacía mucho que no íbamos. Mi madre le ha contado a mi familia lo de mi cambio de colegio. Me he enfadado y le he dicho: “¡Ya lo saben así que no hables de eso!”.

“Es cierto que tú, Aya, vas a cambiar de colegio, pero no se trata solo de ti. Es importante para todos nosotros pensar, ayudarnos y animarnos unos a otros para soluciones los problemas de familia. Esa conexión es muy importante”, ha dicho mi madre.

Es mejor desnudarse de una vez por todas. He empezado a pensar que no hay necesidad de ponerme nerviosa.

La hamburguesa estaba muy buena. He comido helado, un postre, de segundo.

W-kun, O-kun, D-kun, gracias por saludarme siempre. Me ha hecho muy feliz.

M-kun, gracias por llevarme la mochila.

Al fin he sido capaz de decirle hola a H-kun…

Este año ha sido muy largo.

He disfrutado mucho con los demás. Al fin estoy lista.

Adiós y cuidaos…


Date: 2016-01-14; view: 131


<== previous page | next page ==>
Mi diagnóstico | Entrevista con mi profesor.
doclecture.net - lectures - 2014-2017 year. (0.01 sec.)